diumenge, 13 de desembre de 2009

El reloj biológico

Según un artículo publicado por la BBC, investigadores ingleses han descubierto a la molécula responsable de mantener el ritmo de nuestro reloj biológico llamada cAMP. Se espera que este descubrimiento permita desarrollar un medicamento que afecte a la cAMP, lo que ayudaría a personas que por un motivo u otro ven alterado constan temente su reloj biológico.
El reloj interno del cuerpo es un mecanismo extremadamente susceptible que puede anticipar los cambios en el medio ambiente y regular varias funciones corporales. Éstas van desde patrones de sueño hasta procesos de metabolismo y de conducta.

Son los llamados ritmos circadianos, que es la actividad biológica que ocurre en un ciclo de 24 horas. Y se ha demostrado que cuando éstos son interrumpidos pueden provocar insomnio, depresión, enfermedades cardiacas, cáncer y trastornos degenerativos.

Cuando se inicia el ciclo o día circadiano, los genes se activan para producir proteínas que a su vez son las encargadas de desactivar esos mismos genes al final del día. Las proteínas se descomponen durante la noche circadiana y todo el proceso comienza otra vez durante la mañana. En la nueva investigación los científicos descubrieron que la cAMP no sólo ayuda a regular la producción de estas proteínas sino que su propio ritmo está también regulado por esta "curva".