divendres, 11 de desembre de 2009

Intentar elevar el colesterol.

Recientes estudios médicos afirman que aumentar los niveles en sangre del llamado colesterol "bueno" disminuye el riesgo vascular. Estos estudios han demostrado que el colesterol de lata densidad es un agente protector frente a la arterosclerosis.

La industria farmacéutica lleva años buscando el producto que consiga aumentar el el colesterol bueno.

Un estudio recientemente publicado por "Circulation" justifica con nuevos datos el porqué no se acaba de encontra el fármaco adecuado.Las opciones que tenían las empresas farmaceúticas son el torcetrapib y la atovarstatina. Estos para la compañía Pfizer eran la emjor solución encontrada.
El torcetrapib bloquea una molécula llamada CETP que es clave en el metabolismo del colesterol. En las pruebas este lípido se elevó, como se pretendía pero, en lugar de aportar el beneficio que se le suponía, los pacientes que consumían este producto tenían muchos más problemas que aquellos que estaban asignados al grupo de placebo.

El trabajo de 'Circulation', de los doctores Vasan, Ordovás y varios colaboradores más de las universidades de Tuffs y Boston (Estados Unidos), ha utilizado la inmensa base de datos que supone el clásico estudio de factores de riesgo de Framingham para certificar que las personas que tienen niveles bajos de CEPT presentan, a su vez, un riesgo cardiovascular más elevado que los que tienen esa molécula en niveles normales o altos. Un hallazgo que añade un jarro de agua fría a las esperanzas puestas por otras compañías farmacéuticas de encontrar un producto parecido al torcetrapib pero que no tenga sus efectos perversos.

Esta pruebas no están aceptadas por todos los médicos ya que hay algunos que opinan que faltan datos y que otros están por confirmar.

Otro escándalo relacionado con medicamentos que elevan el colesterol fue publicado por la revista "The New England Journal of Medicine".
Este artículo se combirtió en escándalo porque no fueron utilizados datos clínicos para las pruebas sino que para dar una conclusión utilizaron marcadores indirectos (muy poco fiables). A este nuevo proyecto se le pusieros muchas obejeccioes por su falta de fiabilidad.

Ahora el debate está en si se deben seguir practicando este tipo de estudios o si ante los diversos fracasos ya sufridos habría que dejarlo de lado.