diumenge, 13 de desembre de 2009

El secreto de la lejía

2oo años después de su descubrimiento, los científicos han podido dar con la causa de por qué la lejía es tan buen desinfectante.


Este descubrimiento, hecho por pura casualidad, ha demostrado que el hipoclorito, más conocido como lejía, ataca a las proteínas esenciales de las bacterias y termina matándolas.


El poder desinfectante de la lejía sigue el mismo mecanismo que si sometes una proteína a altas temperaturas: las proteínas comienzan a perder su estructura tridimensional, se aglomeran y forman conjuntos grandes e insloubles, y como ya no vuelven a su estado original, las células estresadas donde se encuentran mueren.

Por lo tanto, la lejía actúa del mismo modo, inutilizando las proteínas que son esenciales para el crecimiento de las bacterias, lo que probablemente termina por matarlas.

La noticia completa.
La noticia original en la revista científica Cell.